Terapia psicológica

de adultos y familia

 

Terapia psicológica de adultos y familia

En el Centro de Psicología - María Sancho nos dedicamos a ayudar a que las personas alcancen un estado de bienestar físico, mental y social, e incrementen el control sobre su vida para poder mejorarla, fomentando la motivación, las habilidades personales, la autoestima, y otras herramientas necesarias para obtener una mejor calidad de vida.

 

¿Como se cuando tengo que ir al psicólogo?
 

Si se tiene cualquier dificultad a nivel social, de pareja, personal, laboral o familiar, o si se quieren alcanzar ciertos objetivos para mejorar la calidad de vida, se puede acudir al psicólogo.
Algunas de las dificultades con las que nos podemos encontrar, y que serían susceptibles de mejorar con ayuda de un profesional, son:

  • Estrés y ansiedad: estado intenso o continuo de tensión o de alarma, sensación de angustia, preocupaciones frecuentes, pensamientos negativos, obsesiones, síntomas físicos como: taquicardias, sensación de ahogo, sudación, mareos; hipocondria, fobias específicas, irascibilidad, problemas de sueño, proceso de toma de decisiones, estrés laboral, etc. 
     

  • Problemas de estado de ánimo: Sensación de tristeza o vacío, culpabilidad, desgana y desmotivación, dificultad para disfrutar de las cosas de las que antes disfrutabas, cambios en el sueño y en la alimentación, aislamiento, llanto frecuente, irritabilidad, pensamientos negativos sobre el futuro, desesperanza, sensación de soledad...
     

  • Dificultades de pareja: Dificultades en la convivencia, problemas de comunicación, demasiadas discusiones, problemas sexuales, separación/divorcio, celos, infidelidad, maltrato, dependencia emocional, etc.
     

  • Problemas de alimentación, físicos y gastrointestinales: Exceso de restricción en cuanto a dietas, atracones, vómitos, uso de laxantes, ejercicio compulsivo, obesidad, cambios bruscos de peso, anorexia, reflujo, pensamientos negativos con respecto al propio cuerpo, dolor de estómago constante, diarreas, colón irritable, etc.
     

  • Problemas de sueño: falta o exceso de sueño, pesadillas, miedos nocturnos, despertarse varias veces durante la noche, problemas para conciliar el sueño, etc.
     

  • Adicciones: Alcoholismo, consumo de drogas, adicciones conductuales (al juego, a las compras, al sexo), abuso de nuevas tecnologías (móvil, internet, televisión, videojuegos), etc.
     

  • Problemas de personalidad: Indecisión, exceso de responsabilidad y necesidad de control, perfeccionismo, desconfianza y suspicacia, narcisismo, dependencia emocional, falta de control de impulsos, autoritarismo, dificultad para defender los derechos propios, agresividad, falta de empatía...
     

  • Objetivos para mejorar la calidad de vida: Ponerse en forma, dejar de fumar, mejorar en habilidades sociales y comunicativas, mayor rendimiento laboral, etc.

 

Terapia EMDR 

La terapia EMDR (Eye movement desensitization and reprocessing) cuyas siglas en español significan "Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares" está reconocida por la Organización Mundial de la salud (OMS), la American Psychiatric Association (APA) y El Departamento de Asuntos de los Veteranos y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos como una de las dos únicas psicoterapias eficaces y altamente recomendadas para el tratamiento de traumas psíquicos, en especial el trastorno de estrés postraumático.

Durante la vivencia de un hecho traumático las respuestas bioquímicas activadas (aumentan los niveles de cortisol, adrenalina y noradrenalina) bloquean el sistema innato de procesamiento de la información del cerebro, aislando las informaciones respecto al trauma, cerrándolas en una red neuronal con las mismas emociones, creencias y sensaciones físicas que existían en el momento del hecho. El cerebro no puede soportar el estrés que le supone esa información y se desorganiza. 

A raíz de esos recuerdos no procesados, se pueden producir pesadillas, trastorno del sueño, hiperactivación, ansiedad, imágenes intrusivas o flashbacks, o conductas no adaptativas en nuestra vida diaria.

¿Qué se trabaja en EMDR?

Trabajamos el recuerdo de la experiencia traumática tal y como ha quedado atrapado de forma disfuncional en las redes de memoria.
El cambio terapéutico sería el resultado del procesamiento de estos recuerdos, en redes adaptativas más amplias.
Los recuerdos que se tratan con EMDR hacen una transmutación durante el procesamiento y luego se almacenan a través de un proceso de reconsolidación.
El núcleo del EMDR consiste en la transmutación de estas experiencias almacenadas de modo disfuncional hacia una resolución adaptativa que favorece la salud psíquica.

La desensibilización y el cambio de perspectiva, a nivel cognitivo que se observan durante una sesión de EMDR, reflejan el procesamiento del recuerdo de la experiencia traumática. Por lo tanto, se denota que la persona ve el recuerdo lejano por primera vez, modifica las evaluaciones cognitivas sobre sí mismo, sintiendo emociones adecuadas para la situación y eliminando las sensaciones físicas perturbadoras.

¿Cómo se trabaja con EMDR?

Trabajamos simultáneamente los elementos del recuerdo del trauma a la vez que estimulamos los hemisferios cerebrales mediante el movimiento ocular o el “tapping” (pequeños golpes en la rodilla).
Esto produce un flujo de información entre ambos hemisferios cerebrales, información que estaba bloqueada dentro de las redes de memoria, y logra una desensibilización de las emociones negativas e inadecuadas y un cambio en la perspectiva cognitiva, pudiendo así recolocar el acontecimiento en el pasado y asimilar e integrar la experiencia.

En este vídeo te explicamos de una forma más clara qué es el trauma y cómo se trata mediante la terapia EMDR.

 

 

APOYO FarmacológicO

En ocasiones es necesario cierto apoyo farmacológico para complementar el tratamiento psicológico y que éste tenga mayor eficacia; como se suele decir: la medicación es una pequeña muleta que nos ayuda a andar durante un tiempo, hasta que aprendemos a andar de nuevo solos. Para acompañarnos en este trayecto, es importante contar con un buen profesional, que aclare nuestras dudas y nos de seguridad sobre el tratamiento.

 

Para ello, contamos con un equipo externo de asesores farmacológicos y psiquiatras altamente cualificados con los que trabajamos en colaboración y en contacto constante para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

© María Sancho · Centro de Psicología · Todos los derechos reservados